viernes, 15 de enero de 2010

Ledeska y sus placeres..


"Sentí como tus piernas temblaban cuando mi manos las separaban, sentí palpitar tu sexo cuando mis labios se acercaban, apenas rozando la delicadeza de la nuez partida que dejaba escapar su jugoso fruto pequeño endurecido, y luego ese gusanito de seda que brotaba ente tus labios vaginales, endurecido y mojado, Hinchado en sangre y temblando a cada roce de mi lengua hambrienta de probar tu sabor, y de una nariz que quería guardar para siempre esa fragancia que expelía al mojarse.
Luego tu vientre levantado en oleadas de deseo y un corazón que no dejaba de palpitar al ritmo de mis roces, y u pequeño gemido que demostraba que agonizabas entre mis labios... hasta que soltaste en caudales todo ese jugo que empapo mi rostro regalándome todo lo que guardabas dentro... temblaste por mucho tiempo mientras te deshacías en mi boca, entonces empinado sobre tu cuerpo te penetre hasta escuchar tus gritos de placer y lujuria... y así, cerrando tus piernas y envuelta como un caracol te quedaste dormida con todo mi semen tibio dentro. pero dejando expuesto a mis placeres tus nalgas abiertas para penetrar por la puerta oscura que te dejo temblando de dolor hasta recibir la segunda descarga que llenaría tus placeres prohibidos... y así enganchados esperamos la luz del del sol a que entrara por la ventana.."

Don Juan De Marco

lunes, 4 de enero de 2010

El sueño anciado.

Como un alma errante, siempre buscando provocar en aquellos cuerpos sus deseos y sueños más profundos.

Dicen que soy la imagen del deseo y las palabras del éxtasis, pero sólo soy un alma en permanente deseo y entrando no sólo en el alma de una mujer .



Después, todos sus sueños me pertenecen, busco entre mis enigmas la imagen perfecta, pues en cada una hay algo que las hace temblar, y un beso para dar.
Don Juan De Marco.