Seducidos

sábado, 16 de noviembre de 2013

Esclavo de tus caprichos.

"Solo el deseo manda mi vida y me esclaviza en las manos de cualquier mujer, nada más exquisito que disfruten de ti y todos los placeres que puedas darles... hoy siento la esclavitud de los labios que me someten a placeres tan carnales como vivos.. hoy soy tu hombre, tu esclavo, sólo aplica la suave fricción de tus labios y sométeme hasta deshacerme en tu boca y bebe de mi todo aquello que te produzca el placer de tenerme.
Siento increíble la sensación de que dibujes mi sexo. esculpiendo en tu boca la forma erguida y dura, mis venas hinchadas de placer y el largo camino recorrido por tu lengua levantando en mi vientre las sensaciones más abstractas, las contracciones más locas, batiéndome entre la vida y la muerte , que tus labios me dibujen en un croquis de deseo y agua, de sudor mojado, de sábanas revueltas y blancas, de gemidos gritados, de dientes apretados, de respiraciones sin aire, de espasmos y serpenteos sin control...  que mi sexo reviente dentro endulzando tu paladar deseoso y en gula... déjame derramarme dentro hasta desaparecer en un sueño eterno y cansino...
Luego vendrá el reposo y tus labios besaran mi blanda estructura, gozando de los restos húmedos y ya sin vida aparente, mientras tus dedos buscan en tu sexo el placer de haberme escogido ".

Rodrigo Fúster