lunes, 27 de abril de 2009

Agua y tierra... del jardín de Capri


"... y es el agua absorbida por la tierra, como el hombre absorbe una mujer cuando hacen el amor...

Y abrió sus piernas para que él la bebiera, y fue desapareciendo entre sus labios, absorbida por el tiempo y espacio que sus caricias ocupaban... Su alma se extinguía entre sus dedos, sus gemidos ya no se escuchaban... sentía como sus sexo se perdía entre los placeres que a besos y lamidas el amante iba recogiendo a gratos y dulces sorbos... Chasquidos aplicados con la dulzura y presión que su cuerpo iban exigiendo... la precisión del golpe y el gusto en la justa presión...."

Don Juan De Marco...
"...Y empapé mis labios del néctar que ella liberaba... "

viernes, 24 de abril de 2009

Abrazando al tiempo...

"... Hoy sus ojos estaban tristes, enrojecidos por las lágrimas que desprendían, su edad marcaba la distancia... Se miraba al espejo...Sus senos ya no eran los mismos, pero dentro de ellos guardaba el amor más grande que había entregado, aùn dulces al paso de los años. El camisón de seda dibujaba sus nalgas marcadas por los años... me acerqué sin hacer ruido, y a sus espaldas, dejé que mis manos las tomaran . Se sentían suaves, ya no eran tan duras como antes, pero la sensación que causaban al tacto de mis dedos... carnosas y bien dibujadas, me hacian flotar en el tiempo...Abracé sus caderas para levantar el camisón y sentir sus nalgas desnudas, mientras mi sexo se erigía entre sus piernas rozando levemente el suyo, en vaivenes cansinos... ese cuerpo endulzado con los años, se dejó caer apoyado en el lavamanos... y quebrando la espalda, busco con sus manos mi sexo y lo encamino en el suyo, no necesitabamos palabras. Los gemidos eran su voz, empuje levemente para deslizarme dentro de ella... el aceite desprendido por el deseo de ser poseída, alivió la tarea, que en nuestra juventud, se hacía un mundo.
Su cuerpo tendido sobre la cubierta, le abrió las puertas al deseo, y fui empujando para enterrarme en ella suavemente... mis caderas danzaban entre sus nalgas entrando y saliendo de sus delirios tras las décadas, y se fue olvidando de su edad para preocuparse de su cuerpo, que no pedía nada más que caricias para soportar el paso del tiempo...y entonces le susurre dulcemente:
- Guarda silencio y déjame disfrutar de este cuerpo que he visto madurar entre mis dedos....-"

Don Juan De Marco

jueves, 23 de abril de 2009

Bombeos del Corazón... (A Lía...)

"Entre sus piernas sentí por primera vez latir mi corazón, era posible escucharlo, sentirlo y vivirlo... pulso a pulso se iba alimentando mi lujuria, y sabía exactamente donde debía mandar la sangre. Y lo sentí crecer entre sus dedos, una que iba otra que volvía... esa mano le exigía, le provocaba, le clamaba... Bombea que le quiero ver al máximo...y se fue endureciendo como lava calcificada... como agua en tempano, como piel en carne viva... Luego una sombra lo cubrió todo... era su cabeza, y sus negros cabellos los que lo extinguían... la tibieza de sus labios bebiendo los bombeos del corazón con exigente vehemencia, con deseo ... cada beso un pulso más, y una sensación extraña en mi cabeza, luego se nubló todo... las estrellas llenaron el firmamento y ella desapareció entre las sombras... audaz, lo había tomado todo... hasta la ultima gota de polen para convertirlo en miel en su vientre ... ese deseo inerte, ese deseo muerto, ese que revivía entre sus labios... ese deseo que llenaba sus sentidos y los míos..."

Don Juan De Marco, de mi jardín, y la abeja que revoloteaba por ahí...

miércoles, 22 de abril de 2009

Artesano del Amor...

" Seré artesano de tu cintura, escultor de tus senos prendidos, pintor de tu vientre entumecido,creador de tus deseos y poeta de tus gemidos... Seré orfebre al crear con mis manos, tus caprichos y orgasmos sentidos...Mi joya del Nilo, deja que tus aguas mojen mis sueños y desvaríos..."

Don Juan de Marco, artesano de amores...

martes, 21 de abril de 2009

Ojos cerrados.... ( A lisebbe )...

" Para ella había sido todo, sus ojos se habían cerrado, su corazón aún estaba agitado..Los senos volvían a su normalidad... los labios dejaban de ser gruesos mientras sus piernas derramaban las destiladas gotas de miel... ya sólo estaban mis dedos recorriendo su vientre y bajando hacia la húmeda morada... los gemidos se habían apagado mientras sus nalgas buscaban cobijo acurrucándose a las carnes del amante... era tarde para ella...No quise buscar entre los pliegues, nada más quedaba la cálida carne expuesta a mis deseos....."
Don Juan de Marco, sensibilidad...
Y lisebe contestò....
"Dulce sensacion de sentir..las manos sobre mi cuerpo excitado..dejando al descubierto los frutos..que pronto han de ser devorados..Y el dulce falo de la flor macho..derramando su miel...sobre mi boca y mi vientre..Dulce sensación..dulce dicha..de sentirme enchida."
Gracias por tu sensual post..Besos desde donde nacen los sentidos.

Besos de Don Juan...
"..." Dulce sensación los besos de Lisebe que extraen el néctar por mi falo derramado...Dulce sensación los pechos de Lisebe, que al ser bebidos han de alimentar mi fantasía...Dulce sensación el sexo de Lisebe, donde muere la virilidad del más obsesivo de los amantes...Dulce sensación los gemidos, que susurran los goces de Lisebe..."
Don Juan de Marco.

"El último gemido"

"... Cuando ella logra cierto grado de placer, cuando no debe de perder esa sensación, me quedo en la misma posición y mantengo el mismo movimiento, su cuerpo me avisa, esta en tensión y quieto. Y si el punto de sensibilidad desaparece, cambio el movimiento de mis labios y lengua. Cuando siento que va a llegar, que va a tener un orgasmo, mantengo la presión, ella inicia un movimiento rítmico contrayendo los músculos vaginales, trato de hacerla gozar al máximo y aumentar las sensaciones, dejo que mi cabeza frote su pelvis y aumento la presión de mis lamidos sobre el clítoris soltando a pausas, para volver a presionar con más fuerza... su vientre dibuja olas... sus piernas se tensan y sus gemidos se abren en sonidos más ahogados y cerca ya del final, cierra los ojos, y su cuerpo se vuelve sólo piel, es toda vagina y clítoris, yo desaparezco de su mente, festeja su feminidad, no hay nada más, llega a verse desde fuera de su cuerpo haciendo el amor... y... aparece ese cuadro abstracto de sensaciones, en colores no muy reales, es como si recibiera un golpe en su cabeza... la tensión...va a cruzar el umbral... y se rompen las costuras en chasquidos infinitos...muslos, vagina y glúteos, ahogan al amante...pequeñas vibraciones que se vuelven torrentes... contiene la respiración... el calor lo abarca todo... se pierde en la explosión... todo estalla adentro...un hormigueo, miles de agujas dentro que se van clavando... El cuerpo se separa del espíritu... fuera de control... y se produce la transferencia... todo su cuerpo entra en su piel... se dispara por la espina dorsal, entra por la medula, y estalla en su cabeza...luego una extrema debilidad, su cuerpo queda tendido sobre las colchas, y la magia se apodera de todo... esta exhausta... rendida... y sólo clama libertad..."
Don Juan De Marco, entre tus piernas...

lunes, 20 de abril de 2009

Obsesión...

"... En esas calles donde un día el amor fue desechado para introducirse en los callejones de la perdición... donde las manos se amarraron para tocarlo todo, sin pudor, mientras se deslizaban bajo tus faldas e iban tirando los encajes de tu ropa interior, donde los dedos arrancaron el deseo a golpes suaves y caricias sedosas, donde tus senos abrieron el escote para ser devorados entre mis labios. Donde un dedo, sólo un dedo bastaba para arrancar lamentos y gemidos de tu garganta, donde recogía con hambre cada gota que destilabas, donde el gemido se volvió beso ahogando los fantasmas de mi extaciada obsesión por los coños mojados..."
Don Juan De Marco.

Ayanay, la flor salvaje...

" y son tus labios los que me llaman , tus dedos los que me queman y tu calor el que me atrapa.
Y te escucho gemir al otro lado del teléfono invadiendo de sensaciones mi cuerpo, ardiendo entre gemidos, quemándome entre los dedos... Y son tus palabras las que hoy no necesito por que el caos derriba mi vida... déjame pensar... déjame imaginar como estarás ahora que no escucho tu voz, déjame escapar de tus delirios para recomenzar de nuevo en los mios..."
Don Juan De Marco

Piel Adentro...

"..Sinuosa obsesión son tus labios vaginales, eternos, profundos donde bebo la ambrosía de tu excitación,donde despiertas al roce de mis labios, donde el silencio se convierte en gemido, y...yo sediento del néctar que liberas por tus piernas mojadas... Ese aroma que entra por mis narices humedeciendola, ese calor que me quema, esos bulbos que mojan tu interior cada vez que te bebo y chasqueo la lengua entre murallas resbalosas, esa miel que se pega en mi rostro...Esos gritos ahogados por la succión de mis besos... Piel Adentro suave y saciadora de sed quema mi piel quitándome los sentidos del gusto y el olfato, y deja que mi tacto renueve la vida en tu interior.... no aprietes tus piernas, deja libre al gusto obsesivo por tus carnes... y abre las piernas para atraparme adentro hasta que llene tu sed de vida en carne viva...."




Don Juan De Marco ( A Claudia)

domingo, 19 de abril de 2009

Eterno Presidio..

"...Mi rostro atrapado entre sus piernas se ahogaba mientras el sudor de su piel se adherìa a mis labios, temblaba. Retorcida entre las sabanas, suplicaba, lloraba de deseos satisfechos entre quemantes labios sexuales donde el manantial florecía. El trueno del cuerpo ardiente mojaba las sabanas, en las que atadas sus caderas, luchaba insesante para liberarse del presidio eterno y golozo, moría, desaparecìa para volverse invisible a mis ojos. Lejos sus gritos se escuchaban, ella se evaporaba en deseo, se disolvìa entre gemidos, pero no dejaba de pedir que mis manos la sometieran..."

Don Juan De Marco

Sus manos..

"... Sus manos aún no me han soltado, y agita levemente mi sexo para extraer las últimas gotas de mi existencia, y bajando, recoge con largos y lentos sorbeteos las gotas semitransparentes que escapan de él. Disfruta cada halo de vida con delicados besos hasta tranquilizarlo entre sus dedos..."

Don Juan De Marco

Almendra..

"Busca la almendra y la harás feliz."Cuando tus dedos se empapen de miel, cuando su cuerpo se vuelva suave, cuando de sus piernas se abran, los canales siderales te revelarán sus secretos, el fluido será la causa de su muerte sexual, busca la Alméndra que esconden sus plieges, y déjate llenar del nectar que de ahí brotará como río de lluvias doradas.....

Don Juan De Marco

Medea...

"Ella sabía que los labios del amante cogerían el néctar que su sexo liberaba, y cedió a los besos de Don Juan... sus piernas enmarcaron el camino... y la lengua del amante, fue separando las carnes mojadas para beber de ellas... un suspiro , y esta entraba más adentro, un gemido y alcanzaba el fondo del cáliz, un beso y atrapaba los latidos de su corazón congelando su existencia, y se enterró en ella para arrancar hasta la última gota que escapó del sexo de Medea..."

Don Juan De Marco

viernes, 17 de abril de 2009

Al fundirse dos cuerpos...

"Quise recoger cada gota y recorrí su piel con besos amorosos. Al llegar a la fuente del deseo, sus muslos aprisionaron mi rostro, sus piernas temblaban, sus gemidos recogían todo el aire que había en su habitación. Entregada a mis deseos sus piernas se abrieron, ni la fuerza más intensa pudo detener mi boca, y me escabullí para beberla hasta que su cuerpo se rompió en lamentos y agonía. Su espalda se dobló sacudiendo el sudor que corría por su vientre, el que gota a gota se mezcló con mi olor, Almizcle, dicen algunos que le llaman a esa particular fragancia que dejan dos cuerpos al fundirse y al amar..."

Don Juan De Marco

Embrujado...

"Aaaaaaaaaah... verla desnuda, su piel brotando entre las sabanas, y el sudor de su piel que lo llenaba todo. Su aroma de hembra en celo, sus piernas semi abiertas suplicando una caricia, sus labios hinchados por la pasión... necesitaba la brisa que entraba por la ventana, el aroma de las flores confundido con el de su sexo, y sus senos caídos a la voluntad del sueño llamándome a besarlos y beber de ellos... la figura de sus caderas dibujada por el pincel de luz que entraba por la ventana....fue abriendo sus piernas para llenar mis narices de su fragancia y olor a sexo que brotaba mientras se abrian.. Sus labios vaginales permanecían unidos escondiendo todo su color... y lamiendo las delicadas carnes, hice que se separaran para beber de ella su esencia..."

Don Juan De Marco

Pulsos...

"...Mi columna siente como baja el deseo por mis vertebras, con fuerza avasalladora, las pulsaciones son infinitas e interminables, hasta caer en la espina dorsal, la que ordena a mis nalgas apretarse y contener. No aguanto más, mis testículos se ponen duros y se recogen produciendo dolor y placer en mi mente ... gruñe mientras sus ojos me recriminan la espera... la explosión llega al tronco con la fuerza de las mareas, y va rompiéndolo todo adentro. Espeso, caliente y pulsante. Ella relaja sus labios y espera. Emerge por el cráter explotando en su boca, mi cielo se colma de estrellas, "mojándolo todo"... disfruta cada explosión con felicidad. "Las monedas de plata" van quedando prendidas en su cuerpo, mientras él se deja caer...,... lo deja..., pulsa entre sus manos, lo agita lentamente, mientras su cuerpo tiembla de placer, hasta que la almohada lo recibe en la caída. Su vientre se calma... Ella mueve su piel con delicadeza acariciando con sus dedos... El amante agoniza, y ella se acerca para besar la carne viva, y succionar las cristalinas gotas que se dibujan en cada apretón..."

Don Juan de Marcos

Delirio...

"Dormía ... Una de mis manos bajo a sus nalgas, su camisón se había subido hasta su cintura...Dejé que las acariciara suavemente, mientras su piel se estremecìa. Su cuerpo se acomodó a la caricia, sabía que le agradaba... luego un dedo dibujó la linea que las separaba, siguió penetrando en pausa indefinida, hasta que un gemido escapó de sus labios, separé sus piernas, para deslizar mi dedo dentro de ella, haciéndola delirar en gritos de agonía... . Habrió los ojos y me miró con ellos dormidos, el sol se reflejaba en sus pupilas, en cada mirada, la poseía..."

Don Juan De Marco

De sus dedos...

"Sus senos acariciados por la seda de sus dedos, disparó los casquillos de su pecho, como dos botones de junco a la caricia del rocío, liberando una gota transparente. Duros como un diamante engarzado en la más exquisita piel, sinuosos como el mar en calma...sus dedos bajaron resbalando por sus senos deslizándose a su vientre...desnuda... con impresionante suavidad y delicado ademán, fueron liberando los vellos cuidadosamente depilados a su paso, se iban enroscando armoniosamente... el deseo no me dejaba pensar...
A contraluz... se dibujaron sus labios vaginales abiertos por la humedad, separando dos pilares de hermoso torneado... y me extinguí en su vientre como rocio en la mañana..."


Don Juan De Marco

Toda Ella...

"... y fui cubriendo cada rincón en su oscura morada.... sus manos agarradas en la fina y envejecida madera, la movían con desesperación para no caer de las alturas, hasta que por fin sintió correr el tibio jugo que nacía en mis entrañas, resbalando por sus piernas...
...se quebró en la oscuridad de la noche, mientras mi boca se llenaba de toda ella... fueron segundos de pasión, pero siglos de deseo..."


Don Juan De Marco...

Deslizándome en tu vientre...

"... Mi cuerpo, al igual que mi corazón, entran por una cálida vertiente melosa y frágil. Tu piel se dispara como las estrellas al amanecer. Humedecido entre tus piernas, me deslizo dentro de tì y las olas se dibujan en tu vientre agitado.
... Sentí que el mundo se hundía entre tus piernas, y la tibieza que de allí emanaba me hizo caer de rodillas en tu cama... y tus gemidos inundaron la habitación..."


Don Juan De Marco

Extasis...

"Unos dedos que como alas de mariposa inquieta descienden al jardín del deseo, buscando de tu sexo arrancar la miel del pequeño océano.
Labios y lengua fundidos te buscan inquietos hasta ahogar la fuerza de tu interior, naufragando en oleadas de placer y gemidos de pasión, muriendo poco a poco, piel a piel, en el eterno abrazo del èxtasis...
te has entregado al delicado movimiento de mis dedos, dibujando tus senos y pezones erguidos, buscando sostener fuertemente tu figura y fundirla con la mía."
Don Juan de Marco

Ambrosía y Deleite...

"Caen mis labios al abismo, llegan a su primer destino dorado y canta la agonía de tu desnudo cuerpo... Mis ojos deleitan mi fantasía; mi cuerpo susurrándote. Mis ojos te observan, mis dedos te tocan, mis labios te besan provocando un estallido de humedad en ese lugar cálido y ardiente donde se esconde el deseo."

Don Juan De Marco.