Seducidos

lunes, 27 de abril de 2009

Agua y tierra... del jardín de Capri


"... y es el agua absorbida por la tierra, como el hombre absorbe una mujer cuando hacen el amor...

Y abrió sus piernas para que él la bebiera, y fue desapareciendo entre sus labios, absorbida por el tiempo y espacio que sus caricias ocupaban... Su alma se extinguía entre sus dedos, sus gemidos ya no se escuchaban... sentía como sus sexo se perdía entre los placeres que a besos y lamidas el amante iba recogiendo a gratos y dulces sorbos... Chasquidos aplicados con la dulzura y presión que su cuerpo iban exigiendo... la precisión del golpe y el gusto en la justa presión...."

Don Juan De Marco...
"...Y empapé mis labios del néctar que ella liberaba... "

5 comentarios:

  1. Dulce jardin de Capri!!!!

    Besos Donnnnnnn!!

    ResponderEliminar
  2. Te emborrachaste de ese nectar....

    ResponderEliminar
  3. Ay mi Don¡¡¡¡¡ pero que sorpresa mas grata encontrarme en tu jardin del edén, donde la flor del paraiso lo corona.

    Y yo que venia a oler tus fragancias, las que dejas en otras almohadas, en otras sábanas; no puedo hacer otra cosa que dejar que me embriages con tus palabras.

    Me atrapas y como no ... me dejo llevar por ti al jardin de las delicias.

    Ven y riega esta tierra que una vez mas clama tu agua. Quiero mojarme de ti;abrirme cuando tu estes frente a mi para deleitarte con el aroma de mujer poseida por un amante fugaz que alguna noche se cuela entre mis sabanas y me hace gozar.

    ResponderEliminar
  4. La flor se deshace y el jardinero bebe de su néctar delícias...
    Besitos :-)

    ResponderEliminar
  5. Hola amigo, me estás mareando con tus nombres.
    Gracias por la invitación ..acá estoy.
    No visito seguido, ya no tengo tiempo.
    Este post es digno tuyo, elegí mal la hora para leerlo (como siempre)
    La frase de arriba es algo que me atrae más que cualquier cosa "un jardín de deseo y sin límites" ...
    te dejo un beso
    y espero news
    Patry

    ResponderEliminar

En mi jardín el deseo no tiene límites.