Seducidos

viernes, 17 de abril de 2009

Al fundirse dos cuerpos...

"Quise recoger cada gota y recorrí su piel con besos amorosos. Al llegar a la fuente del deseo, sus muslos aprisionaron mi rostro, sus piernas temblaban, sus gemidos recogían todo el aire que había en su habitación. Entregada a mis deseos sus piernas se abrieron, ni la fuerza más intensa pudo detener mi boca, y me escabullí para beberla hasta que su cuerpo se rompió en lamentos y agonía. Su espalda se dobló sacudiendo el sudor que corría por su vientre, el que gota a gota se mezcló con mi olor, Almizcle, dicen algunos que le llaman a esa particular fragancia que dejan dos cuerpos al fundirse y al amar..."

Don Juan De Marco

6 comentarios:

  1. Me gusta la mezcla de perfumes naturales y pasión. No hay nada mas excitante que amarse entre los brazos de la naturaleza. Te sigo...siempre me lías como buen escorpión.
    Caricias de Medea

    ResponderEliminar
  2. Aquí estoy con un pc que no es el mio y todo por entrar a la belleza de tu jardin,jardin de deseo,pasión...sensualidad...

    Exquisito Don Juan..

    ResponderEliminar
  3. Vives intensamente la posesión de la mujer y por ello sabes hacerla gozar.

    Me encanta este jardin lleno de sensualidad y de erotismo, un jardin donde las fragancias mas delicadas se mezclan con los colores mas llamativos que provocan un abandono total a los sentidos.

    ResponderEliminar
  4. Bueno...realmente expresas muy bien lo que quieres para llegar.Me encanta.Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Qué intenso y perfumado jardín tienes!
    Es una delicia perderse entre sus aromas...

    ResponderEliminar
  6. Me encanta este jardin !!! y más saberse robada por la noche dormida y transportada en brazos del dios Erosss a tu jardín afrodisiaco.

    Hummm! gracias por dejarme oler estas delicias y gustar de ellas!!

    Besos encandilados

    ResponderEliminar

En mi jardín el deseo no tiene límites.