Seducidos

viernes, 17 de abril de 2009

Extasis...

"Unos dedos que como alas de mariposa inquieta descienden al jardín del deseo, buscando de tu sexo arrancar la miel del pequeño océano.
Labios y lengua fundidos te buscan inquietos hasta ahogar la fuerza de tu interior, naufragando en oleadas de placer y gemidos de pasión, muriendo poco a poco, piel a piel, en el eterno abrazo del èxtasis...
te has entregado al delicado movimiento de mis dedos, dibujando tus senos y pezones erguidos, buscando sostener fuertemente tu figura y fundirla con la mía."
Don Juan de Marco

1 comentario:

  1. sólo el roce de esos dedos ha desencadenado las emociones,... no hacía falta que llegaran tan lejos, sin tanto atrevimiento seguro que también hubieran hecho aflorar el néctar de su flor

    ResponderEliminar

En mi jardín el deseo no tiene límites.