viernes, 17 de abril de 2009

Ambrosía y Deleite...

"Caen mis labios al abismo, llegan a su primer destino dorado y canta la agonía de tu desnudo cuerpo... Mis ojos deleitan mi fantasía; mi cuerpo susurrándote. Mis ojos te observan, mis dedos te tocan, mis labios te besan provocando un estallido de humedad en ese lugar cálido y ardiente donde se esconde el deseo."

Don Juan De Marco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

En mi jardín el deseo no tiene límites.