Seducidos

domingo, 19 de abril de 2009

Medea...

"Ella sabía que los labios del amante cogerían el néctar que su sexo liberaba, y cedió a los besos de Don Juan... sus piernas enmarcaron el camino... y la lengua del amante, fue separando las carnes mojadas para beber de ellas... un suspiro , y esta entraba más adentro, un gemido y alcanzaba el fondo del cáliz, un beso y atrapaba los latidos de su corazón congelando su existencia, y se enterró en ella para arrancar hasta la última gota que escapó del sexo de Medea..."

Don Juan De Marco

1 comentario:

  1. uffffffff. Y que digo?
    CON QUE GANAS TE COJÍA Y...........
    CRUZA EL CHARCO Y VEN.
    Mordiscos de pasión para mi Don Juan

    ResponderEliminar

En mi jardín el deseo no tiene límites.