Seducidos

lunes, 4 de enero de 2010

El sueño anciado.

Como un alma errante, siempre buscando provocar en aquellos cuerpos sus deseos y sueños más profundos.

Dicen que soy la imagen del deseo y las palabras del éxtasis, pero sólo soy un alma en permanente deseo y entrando no sólo en el alma de una mujer .



Después, todos sus sueños me pertenecen, busco entre mis enigmas la imagen perfecta, pues en cada una hay algo que las hace temblar, y un beso para dar.
Don Juan De Marco.

5 comentarios:

  1. El deseo hecho letras que hacen suspirar...ese eres tu...

    ResponderEliminar
  2. Fotos impresionantes casi tanto como el texto!!!
    Me alegro haber descubierto éste rincón.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Hola soy de talca hermosos escritos dan ganas de leer y leer llebas al mundo de tu poesia me gustaria poder contactar contigo... se puede tambien escribo poesia erotica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eros.sulu@gmail.com para mi coterranea favorita.

      Eliminar
  4. Un sueño errado cólume al tobogán de tus enigmas.
    Graves notas del pentagrama errantes en el Néctar de tus manos.
    Eres erotismo insaciable, aunque siempre de noche sacias mis ansias para volver a nacer.

    Néctares

    ResponderEliminar

En mi jardín el deseo no tiene límites.