jueves, 11 de junio de 2009

Sí, déjame probar...


"SI... siempre unas piernas abiertas serán un cofre que hay que oler, probar, sentir y mirar... ¿hay algo más importante en la vida?, no sé, quizás unas nalgas que se abren y cierran para llenarte de lujuria, esa visión desde atrás de una mujer, con el culo levantado, esa que imaginaste cuando estaba vestida en ajustado pantalón, hoy se muestra a ti sin pudores, y al seguir la caída entre sus nalgas inevitablemente verás el capullo que se esconde y abre justo en el momento que estás por llegar a él, soltando los más exquisitos fluidos de néctar del corazón de su deseo... Una lengua que sabe lo importante que es, empezará en sus espaldas para terminar en un beso, justo en ese lugar, y será un recorrido tan lento y sin tiempo, que te hará delirar, total tenemos todo el tiempo del mundo..."
Don Juan de Marco, sólo para tí...

4 comentarios:

  1. Me gusta esooo

    De rodillas en la cama y con mi trasero seduciendo, treyendote a mi, mojandome y mostrandote mis mas profundos deseos, adoro esa sensación que recorre la espalda y que hace temblar mis piernas, adoro cuando me sujetan de las caderas y me penetran, cuando me hacen gritar y mis caderas se mueven rapido y mis senos se mueven freneticos y mi boca gime hasta hacerme acabar y apretar las nalgas como queriendo guardar esa sensación para siempre en mi.... Ufff!!!! hace calor aqui...

    Besotes

    ResponderEliminar
  2. El valor de un beso es semejante a la lujuria del amante.. donde apreciar el deseo es todo un arte. Dájame primero seducirte con mis ardides de mujer.. provocarte lo indecible.. hasta que tus ojos me pidan que me abra para tí solo así probarás la dulzura de mis adentros y como diestra geisha hacerte brotar.. hasta quedarte exahusto, del placer producido.. hacer que mil orgasmos fluyan de tí sin ni siquiera moverte, tan solo subcionándote el dedo del pie y masajeandote ..
    lo notas? vés como me acerco? intenta escaparte.. ya verás como no te dejo..
    Y ahora pruébame y hazme estallar en un sin fin de placeres sin igual... Hummm
    Besos ..yá placidos de Lisebe

    ResponderEliminar
  3. Recorre...besa infitamente...lame jugos templados y bebe de mi ardiente...llegando al rincor de tus delicias, donde entras hasta saciar, el infinito extasis de mi locura...un dulce beso

    ResponderEliminar
  4. Cuando una mujer abre las piernas el mundo se detiene y solo existe una cosa que un hombre puede hacer... internarse en ellas a beber el dulce elixir de los dioses que emana de entre ellas...
    En ese instante, ese es su mundo: piernas, pubis, vagina, labios, clitoris, flujo... profundidad... Nada importa...
    Me pasa asi... y perversamente, en ese momento vuelvo a ser niño, bebé, y solo pienso en amamantar esa vagina y extraer mi alimento...
    Asi lo gozo y disfruto con mi mujer, Amante del Mar.

    ResponderEliminar

En mi jardín el deseo no tiene límites.