Seducidos

miércoles, 5 de agosto de 2009

Prosa en Romanè

El gitano junta y cuenta billetes
la gitana sueña que vuelve después de la venta.
El gitano sufre por ella,
ella sólo lo desea.
El gitano rompe sus manos,
la gitana quiere sentir sus manos,
el gitano sufre, la gitana también.
El gitano llega agotado,
la gitana lo espera desnuda.
el gitano sucumbe... la gitana goza.
Ella quiere al hombre ,
ël quiere ver su amor de reina,
ella lo desviste,
él la viste de seda.
La gitana lo debora,
el gitano la besa.
Juntos en romané cantan sus pesares.
El gitano sufre... la gitana goza,
el gitano ama... la gitana desea.
¡Gitano!, martilla que la gitana te espera.
¡ gitano! prepara tu martillo, que la gitana quiere que la claves.
¡trabaja gitano!
que la gitana te espera.
Don Juan de Marco, poeta

5 comentarios:

En mi jardín el deseo no tiene límites.