sábado, 10 de octubre de 2009

Despertando a Ceci.

"Tendida en la cama desnuda... su cuerpo enredado entre las sabanas...su pelo desordenado cubriendo sus senos desnudos...y un brillo...un pequeño brillo en la entrepierna que me anunciaba la espera.Y una piel que me pedía que la tocara...dejé mis dedos subir desde las rodillas con un pequeño pase de baile, subí acariciando su piel tibia y expuesta a mis ojos, ella dormía. Sus ojos entre cerrados, dejaban que sus pupilas titilaran a cada roce sin dirección. Enredados entre sus bellos húmedos y brillosos aparecía el caldo del placer que sus piernas apretadas escondían,... 24 años gloriosos y puros entre mis dedos enredados en las sabanas de rallón recién lavadas y perfumadas con su olor a hembra de sueños eróticos e intransigentes, donde no cabía otro deseo que el de una caricia robada mientras dormía. Me arrodillé a su lado para recoger su olor, y mis labios no pudieron dejar de tocarla... el fuerte aroma asomagado a sexo entre sus piernas, despertaba el libido de hombrón de maduros años... el deseo de un hombre que no dejaba de pensar en los placeres del sexo que el cuerpo de una mujer recién abriendo los ojos a la lujuria de los placeres más exquisitos... 24 años llenos de deseo...24 años de contener sus ánsias por no despertar la frustración de unos padres que no la habían criado para eso... desnuda en la cama y entre mis dedos ansiosa... Los pesones que se levantaban a la brisa de mi aliento cálido, y a mis labios golosos de probarla...Su cuerpo gira, dejándome ver las suaves nalgas marcadas por los dobleces de las sábanas, y un olor aún más dulce que los otros.Me dejé envolver por su desnudes y goce cada instante de vigilia, cada gota húmeda que brotaba de su piel... sus senos dejaban escapar gotas transparentes, sus muslo liberaban el aceite de lujuria, y sus nalgas el brote de sudor... me desnude acostándome a su lado, y deje que su sueño me rozara la piel, hasta que sus piernas se enredaron con las mías... de ahí todo fue consecuencia de una noche de sueños agitados...."

Don Juan de Marco.

1 comentario:

  1. Vuelve, sólo una vez más.... ella entendería

    ResponderEliminar

En mi jardín el deseo no tiene límites.