viernes, 19 de marzo de 2010

" La espera"


"Esa ansiada espera que te va mojando por dentro, que va disparando tus pezones hasta alcanzar la dureza plena, que hace de agua mis labios mientras te imaginan desnuda parada en el portal. Ahí , abrigada por la luz que se cuela entre las rendijas de la vieja puerta, aquella que el sol se va comiendo al pasar de los años.... tus piernas tiemblan mientras tus dedos buscan liberar la pasión contenida entre esos pliegues que exudan un aroma intenso, mientras por tus muslos corre el testigo del deseo, ser alcanzada por dedos salvajes, que no dudaran en abrir tus labios vaginales para untarse de miel crisálida, espesa y profunda arrancada de tus entrañas por la pasión oculta del beduino que desnudo golpeará tu puerta para hacerte suyo, allá lejos quedaran las arenas muertas y doradas del desierto que alguna vez abrigó la soledad..."

Don Juan de Marco

4 comentarios:

  1. En tu jardín el deseo no tiene límites, es entrar y salir lujuriada...

    Un beso y buena noche

    ResponderEliminar
  2. extrañaba sus sensuales escritos, Don Juan...


    me sumergo encantada en vuestra prosa apasionada..


    besos

    ResponderEliminar
  3. Que rica sensacion de espera mas cuando las ansias de ser poseida trastorna la piel...


    LEDESKA

    ResponderEliminar
  4. Podría disipar tus dudas, tus extrañas sensaciones cuando te acercas entre el fuego y las peticiones, podría gemir cerca de la hoguera de tus letras donde tú no encuentres otro limite que no sea yo.
    Podría abrir el camino o la puerta en tus dos llamadas, pero entonces sabrías de donde vengo y adonde voy.
    Dejaré que la soledad de tus lineas aún sigan siendo fieles a mi compañía en esté árido viaje

    Néctares

    ResponderEliminar

En mi jardín el deseo no tiene límites.