miércoles, 2 de junio de 2010

EL CREDO GITANO


"Es sabido que para esta raza, la virginidad es casi una obligación más que una necesidad, y que toda gitana que contraiga matrimonio debe pasar la prueba. Esta era una de las cosas que inquietaba a la gitanilla, pero su deseo era más fuerte que sus creencias. Fue así que ese día estaba decidida a entregar su virginidad para satisfacer sus instintos más básicos, aquellos que la gran mayoría de las gitanas, guardaba celosamente para ese día tan importante para las novicias. El escogido por su deseo era el gitano Jesús, y a cualquier precio lograría su objetivo.
Ese día se preparó para dicha ocasión. Baño su cuerpo en las aguas del río, mientras sus piernas temblaban al imaginar lo que tramaba. Donde cada noche el gitano se sacaba el sudor. Cuidadosamente rasuró el monte de venus, entregándose a la fantasía. Cada vello pubiano fue cediendo a las hojas de la maquina, y cada vez que los filos pasaban por su vulva, imaginaba las dedos del gitano acariciando con deseo. Imaginaba como el pene del gitano se hinchaba entre sus piernas, naciendo en él, el deseo incontenible de poseerla.
Cuando la tarde se hizo al campamento, la gitanilla impaciente , encaminó sus pasos hacia el otro lado del río, donde el gitano labraba su artesanía a golpes de martillo. Al verlo, ya su cuerpo se ruborizaba, su piel se encendía y se erizaba. Su mente mojaba su interior. Se sentó frente al gitano mirándole fijamente a los ojos, mientras su mente dibujaba en su interior aquellas imágines que había visto durante noches en la carpa de su hermana. El gitano seguía golpeando el metal... Parecía que la presencia de la gitanilla no alteraba su oficio, pues la había visto crecer entre golpes de martillo, cuando ésta, en ese tiempo gitanita, se sentaba a verlo y a reír... y jugar entre las ollas que ya había terminado.
La gitanilla, más decidida que nunca, abría sus piernas para exhibir sus muslos que iban a terminar en su rosado sexo cuidadosamente depilado, sus manos acariciaban su propia piel y sin despegar sus ojos de los del gitano, subía cuidadosamente sus faldas para dejar ver al macho, como sus labios vaginales brillaban al sol, donde cada rayo se llegaba a reflectar sobre la humedad que escapaba entre sus piernas. Como ventilando el deseo, abría y cerraba acompasadamente sus piernas, para expulsar su dulzona fragancia, sus hormonas revoloteaban calientemente inquietas. De pronto el gitano alzó su vista, el cuerpo de la gitanilla se estremeció, y sin control empezó a temblar desde su interior. El gitano sin hacer mueca visible, fijó la vista en la piel de ónix que mostraba la gitana, lustrosa y brillante por los rayos del sol. El gitano, apretando sus dientes y mordiendo entre sus labios, se acercó a las piernas de la gitanilla, y sin decir nada, las separó con sus fuertes manos bruscamente, dejando que su rostro se hundiera entre los muslos de aquella infanta excitada, para dejar que sus mejillas se deslizaran por la suave piel de la hembra en celo, hasta que su nariz, se fue a posar en el sexo mojado y ardiente de la adolescente, que sin pudor empujaba su vagina para sentir el aliento del gitano en su sexo. El cuerpo de la gitanilla se quebró entre lamentos, y un suave gemido arrancó de sus labios entregada a los goces de la boca del gitano.. El gitano sonrió, y abrió su boca, dejando resbalar la punta de su lengua, entre las carnes agitadas del sexo de la gitanilla, recorriendo, desde la parte más baja de la vagina, (caverna del amor), entre las carnes trémulas, hasta la rozada cabecilla que era ahorcada por labios hinchados de deseo, creando convulciones en el vientre de la mozuela, haciendo tiritar el frenillo en delicioso compás. Mientras por la comisura de los labios de la niña, corría la saliba cálida, que generaba el fuego interior. Luego, la lengua del gitano, volvía a bajar por el mismo sendero... encendiendo cada vez más a la mujer y haciendo desaparecer a la niña. La caverna de fuego se iba dilatando, dejando chorrear el viscoso deseo de la gitana. Las manos del gitano no tocaban ni un pelo del cuerpo de la gitanilla, sin embargo, su lengua la hacía fallecer entre súplicas de ser poseída, y volvía hasta el clítoris de la princesa, para golpetear en apasionados compases la carne débil que emergía entre los pliegues, dejando caer saliba en la encendida y rozada cabeza, que se estremecía por la excitación, la gitana gemía y corcoveaba entre los fuertes brazos del gitano, hasta que por fin dejó escapar el silencio y sus jugos más intimos, opacos y empalagosos, explotaron de su piel, y cayó entre convulciones sobre la húmeda tierra que acanalaba el río de flujos, mientras su cuerpo sufría de contracciones y orgasmos sin control.
El gitano la miraba mientras la gitana se retorcía en el suelo, y sin esbozar sonrisa, abrió la boca sólo para decir:
- Este martillo tiene dueña mi gitanilla, sólo ella puede usarlo a su antojo. En cuánto a ti, como tu padre ya no esta, y siendo yo el único hombre de la familia, seré quien te entregue al gitano que se haga dueño de tu corazón, y esperaré a la sombra de mi carpa, el día que tu hermana exponga las sábanas blancas que acompañarán tu noche de bodas y espero, que estas vengan manchadas de rojo, como norma el credo gitano.
El gitano volvió a sus menesteres artesanales, mientras la avergonzada gitanilla se retiraba acariciando con sus dedos el jugoso sexo que seguía en constante convulción....
Esa noche, la gitanilla abría sus piernas al cielo, y enterrando el mango de un puñal en sus genitales, ofrecía su virginidad a la luna, mientras sus labios ahogaban un grito de deseo insatisfecho ... y todo por un viejo credo de gitanos. "

Don Juan de Marco. En Dialogo con el gitano Jesús.

21 comentarios:

  1. Guao, historia increíble, la imaginé toda, desde su inicio, hasta su final, felicitaciones, he quedado satisfecho con tan tremendo relato, gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti oscar por tener la paciencia de terminarla.-

      Eliminar
  2. Esto pasa porque lo publicas de dos formas en fb. Ya lo comenté en ese sitio.
    Y sabes lo que pienso..hoy tengo el exámen y ánoche mi mente fue ..y fue, pero la atajé a tiempo.
    Mi querido Don Juan, me pediste, acá estoy..y en cuanto pueda voy a volver. Pero acá, si te comento en face, no vengo y ahí está el tema, no tengo tiempo.
    te quiero mucho y espero lo que te pedí en mi msje privado. Please firmá bien, porque solo con vos me pasa. Y ADORÉ LO QUE ESCRIBISTE, aunque nunca suceda, y a veces no se si creerte pero bueno, esas palabras mal no vienen.
    te adoro..demonio
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu siempre ocuparás un lugar en mi mente y un gran espacio en mi corazón , porque mi amor a tu ternura es incondicional a mis relatos morbosos e historias pasionales que no dejo de escribir porque la sensualidad no tiene límites a la hora de desear una abrazo que nunca me ha alcanzado, pero que deseo de corazón.

      Eliminar
  3. Vengo de leerte en el facebook buscando con avidez tus relatos para leerte más, tienen un ritmo y una sencillez que entran con suavidad y son deliciosos. Buen trabajo.
    Te felicito, me encantaría esta facilidad de escritura. Te sigo con tu permiso y aprendo que falta me hace.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo necesitas cerrar los ojos y sin pensar empezar a llenar esa hoja en blanco que tras cada palabra te llevará a la otra, porque no hay una planificación, sino un deseo inmenso de tocar la mente del otro para despertar no sólo el deseo, sino que llenar con palabras cada uno de sus sentidos.... sólo ponte a escribir, lo demás ira saliendo sólo...
      cuando escribes sobre esto, es como hacer el amor, de no ser espontaneo, no tiene sentido, o hago el amor de igual manera de la que escribo... sin pensar, sus gemidos me van guiando , donde y como acariciar

      Eliminar
  4. Precioso relato. Vine a desearte un estupendo fin de semana y a beber de tus letras eróticas perdidas en el jardín del deseo...

    Mil besitos Don Juan, le dejo que siga conquistando corazones ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julia de noche... como enardecerán tus sueños... como sentirte a mi lado..como buscarte en mis deseos.

      Eliminar
    2. Cada corazón se rinde, cuando cada palabra que forma una frase corre sin pensar que el tiempo se va a acabar...

      Eliminar
  5. Aquí he venido a oler sus bellas flores "EN SUS BELLAS POESÍAS EN LETRAS"

    En total desacuerdo del "CREDO DE GITANOS"
    Cuando la verdadera Virginidad, es la entre total al hombre amado, mirandole a los ojos, mientras se esta en el acto de entrega.

    La virginidad esta en .. LAS VERDADERAS MIRADAS, a esa entrega de AMOR.

    Besos!

    SeD-ienta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La virginidad esta en cada entrega con la misma intensidad, no en una delicada perdida de una membrana que no encuentra la razón de existir cuando es la cortina que te abre la posibilidad de alcanzar el placer que antes no conocías...

      Eliminar
  6. Te he descubierto de casualidad y no puedo creer como escribes!!!! Hombreeee me saco el sobrero para decirte que eres bueno...muy bueno!! Que alegría hallarte !!
    ABrazos desde mi mar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si esa casualidad algún día se transformara en un encuentro,no dejarías de buscarme.

      Eliminar
  7. Gracias a todos, esto esta echo con el fin de remover sus sentidos, en algunos se logra al 100% ...ustedes son mis mejores críticos.

    ResponderEliminar
  8. Hola señor, que capacidad de enardecer a los mortales como un servidor. Postrado estoy ante sus pies, merced de sus textos y su exitante, humeda tinta.
    Abrazo cordial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu... formas parte del tintero con el que escribo....

      Eliminar
  9. Don Juan, .... Don Juan.

    Sus letras hoy no me han dejado nada indiferente, nunca lo hacen para no pecar he de confesar, pero hoy me recordó una historia que años atrás me contaron.
    Maestro, debo felicitarle por sus artes. En está vigilia que me han conducido hasta usted.
    Desplegaré mi perspectiva hacía esa Luna que fue más que compañera, fue testigo.

    Néctares

    ResponderEliminar
  10. me gustaría ser gitana para entregarme a tí, esperando que fueras el único hombre
    sin importarme tu dueña ni mi sangre perdida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu podrías ser mi gitana...sólo necesito un momento contigo y conocer a que huele tu cuerpo cuando me lee.

      Eliminar
    2. Sang yue... cuando dejarás tu ventana abierta para mi

      Eliminar

En mi jardín el deseo no tiene límites.