miércoles, 8 de junio de 2016

Orgásmica.-


El orgasmo femenino, ese instante en que comienza y termina todo, ese instante en que nada importa solo su cuerpo y el del amante, luego te olvidas absolutamente de todo y solo eres aire, eres aroma, eres piel, eternamente piel porque sientes estremecer todo, como si tu vagina estuviera en todo tu cuerpo, tu garganta se seca, cierras los ojos, tu espalda se arquea, tu vientre se mueve frenéticamente, las piernas tiemblan, tus senos se disparan y la boca gime, grita, sientes una descarga eléctrica, tu vagina se contrae y se mueve miles de agujas se clavan en tu piel, tiemblas, gimes y luego respiras profundamente, quedando tendida sobre la cama como una gatita melosa, mas suave que nunca, mas mujer que nunca, hermosa y radiante.

" Para ella había sido todo, sus ojos se habían cerrado, su corazón aún estaba agitado..Los senos volvían a su normalidad... los labios dejaban de ser gruesos mientras sus piernas derramaban las destiladas gotas de miel... ya sólo estaban mis dedos recorriendo su vientre y bajando hacia la húmeda morada... los gemidos se habían apagado mientras sus nalgas buscaban cobijo acurrucándose a las carnes del amante... era tarde para ella...No quise buscar entre los plieges, nada más quedaba la calida carne expuesta a mis deseos....."

Don Juan de Marco, sensibilidad...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

En mi jardín el deseo no tiene límites.