miércoles, 6 de mayo de 2009

carnes


"... el sudor escapado entre los vientres, los latidos de corazones fundidos, y un sexo que entra dentro del otro para acariciar nuestra piel por dentro sintiéndonos vivos... y una represa que se vence a tus delicadas carnes rosándome adentro... cálido clamor de roces humedecidos por el deseo... mientras el manantial brota dentro de tu sexo inundándolo todo... pegajosa y adherido a las murallas cálidas que esconde la vulva deflorada..."



Don Juan De Marco

3 comentarios:

  1. Dulce sensación,
    apresando el caliz
    entre los muros ...
    de mis paredes cálidas..
    llenas de delicada fragancia
    a deseo, a frescor ,a ansia
    a celo..
    a flor de pasion y de deseo..
    dispuesta para ser
    fecundada por el lirio
    más sabroso y más ardiente..
    abro mis petalos ..
    para recibir tu esencia...

    ResponderEliminar
  2. "..Y recibirás de mis dedos mi agradecimiento, de mis labios mis caricias y de mi sexo mi esencia..."

    Don Juan De Marco.

    ResponderEliminar
  3. y, a pesar de las visitas, la corola recibirá siempre con sus bordes abiertos y aromáticos a los estrangeros que la deseen conocer...

    ResponderEliminar

En mi jardín el deseo no tiene límites.