Seducidos

miércoles, 13 de abril de 2016

EL DIALOGO....


SUENA EL TELEFONO Y DICE:
Hoy desperté con ganas de algo....

"Sentí tus manos deslizándose por mi piel dejando libre mis nalgas a tus caricias y me sujete con firmeza a la pared cuando con tu lengua comenzaste a dilatar mi deseo, mordiendo mis labios comenzaste a entrar y sin previo aviso te enterraste en mi haciéndome gritar contra la pared, en ese momento le di gracias a Dios por estar ahí y seguí disfrutando de cada embestida tuya, de cada beso que ponías en mi espalda cada ves que entrabas y salias de mi, te aprisionaba en mi interior haciéndote temblar y no me soltaste hasta que grite un orgasmo ahogado por meses de soledad, hasta que sentí como te derramabas en mi cayendo sobre mi espalda y besando mi cuello..."
AYANAY



" Bendita procesión hay en el sendero de tus nalgas, del cual beberé hasta sentir que mi alma se evapora en tí... Y me deslizaré aferrándome a tus caderas, hasta apagar el fuego que por siglos y muchas vidas has guardado ahí...Cada embestida será una horación que sacudirá tu cuerpo hasta hacerte estallar en lágrimas de satisfacción. ¿Serán tus nalgas capaces de soportar tantas embestidas que irán separando tus carnes para dejar grabado toda mi pasión en tí ?."


DON JUAN DE MARCO

No hay comentarios:

Publicar un comentario

En mi jardín el deseo no tiene límites.